9/02/2012

3. Viernes Santo y visión Apocalíptica

Era el comienzo de los años 80 y me hallaba en una etapa de agnosticismo acérrimo. Un Viernes Santo me encontraba en la casa de un íntimo amigo cuya madre, una creyente muy devota, intentaba convencerme del significado e importancia de la Crucifixión y Resurrección de Cristo. Como le tenía un profundo respeto a esta bondadosa mujer solo atinaba a hacerle comentarios que intentaban ser graciosos ya que no creía en nada de lo que ella (o cualquiera) me dijeran al respecto. Decido volver a mi hogar pensando en lo "ridículo" que me parecía La Biblia, e infantiles los creyentes. Una vez en casa me dispongo a relajarme de tanto tema religioso viendo algo divertido en televisión. Pocos segundos después algo cambió súbitamente: comencé a sentir terror y no entendía de que ni porque. Mi mente había sido transportada a otro tiempo y lugar. Miré por la ventana de mi habitación y parecía que afuera se desarrollaba un caos terrible. Explosiones, temblores, fuego, dolor, llanto, gritos, destrucción  y muerte. Era el Apocalipsis, yo temblaba de terror. No entendía porque ni para que estaba experimentando eso. Después de unos interminables minutos de padecer esta pesadilla comienzo a sentir Paz, la purificación había concluido, la Tierra estaba inmersa en Luz. Se había transformado en un Planeta Sagrado. La Luz (Cristo) había vuelto al mundo y ya todo era Paz. Entendí el significado e importancia de la Segunda Venida de Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario